Muralismo Mexicano “revolución social”

El muralismo en México es la respuesta a la necesidad de dejar plasmado en los lugares públicos las pruebas de la existencia de la revolución mexicana, deja en claro cuales eran los ideales por los que se luchaban en 1910, pero esta vez de manera pacífica, sin derramar una gota de sangre y llegando mas allá de las fronteras de nuestro país.Los muros se convirtieron en el laboratorio de los artístas, y ellos se convirtieron en los voceros de los ideales del mexicano, siempre incluyendo en la obras temas políticos y sociales, donde demostraban la inconformidad por la situación que se estaba viviendo. El muralismo no es sólo una nueva técnica para hacer arte, es el perfecto escaparate para que los mexicanos hablen de los mexicanos, para que muestren la gran fuerza e importancia que tiene el pueblo indígena dentro dela estrucura social mexicana, es por ellos por quien en un principio se inició la Revolución Mexicana.

Los muralistas no sólo fueron artistas reconocidos en todo el mundo, se convirtieron en lo cronistas de la historia de México, tomaron una postura política que hasta cierto punto los convertia en la imagen de los activistas que luchaban contra las injusticias sociales de los que eras victimas los indígenas, los obreros, los campesinos y artesanos. Este fue un  movimiento que invitó a  la arquitectura para que fuera testigo de su nuevo radicalismo, los muros y techos fueron el papel sobre el que se escribió la nueva historia, la lucha del mexicano obrero, campesino o artista que ya no se iba a quedar callado, era el momento de enaltecer a nuestro país, nuestra gente, nuestra historia, dejar de desear ser alguien que no somos, por un momento comprender que el ideal no es ser como un país potencia  o aparentar serlo mientras que a  los más pobres los esconden en la fábricas y campos. Los muros hablaron y hasta el día de hoy no han sido callados, cada vez que se pasa  por los pasillos de  esos edificios se siente la fuerza del que lo pintó y de todas las personas representadas.

¿Qué sería del arte sin una carga ideológica?,  en esta ocasión radicalizada tomando una postura en contra de la política oficial. Pintores como David Alfaro Siqueiros decidieron ir en contra de esta política, lo que en un principio se podía expresar en los muros de edificios oficiales y escuelas, en los años 20´s es un tema censurado, porque el gobierno a pesar de los cambios surgidos através de la revolución seguía los mismos pasos de sus predecesores, volvían a estar enfermos de poder y siempre buscaban ser lo que se podía.

“…Proclamamos que los creadores de belleza deben esforzarse porque su labor presente un aspecto claro de propaganda ideológica en bien del pueblo, haciendo del arte en sí mismo y como modelo social”…(Manifiesto del Sindicato Revolucionario de Obreros, Técnicos,
Pintores y Escultores de México (1923)

 

 

 

 

 
*nombre, name

*e-mail

web site

Escribe un comentario, leave a comment


 



«
»